Mi encuentro conmigo

Detenerse a pensar, a observar tu vida: dónde estás, hacia dónde vas, es algo que normalmente la gente hace en la víspera de año nuevo. Pero es conveniente hacerlo más seguido; ayuda a dirigir tus pasos, a no vivir por inercia sin saber hacia dónde vas. En ésta ocasión quiero invitarte a pensar en tí mismo cuando eras niño, a hacer un encuentro contigo mismo y observar a ese niño como el adulto o adolescente que eres hoy; y a al adulto, adolescente que eres hoy, con los ojos del niño que fuiste.

Hace años vi una película llamada “Mi encuentro conmigo” -“The kid”,en inglés-. Es sobre un hombre en edad madura, que se considera exitoso: tiene una bonita casa, bastante dinero, éxito en su trabajo. Sin embargo hay otras cosas en su vida que ha descuidado: hace años que no habla con su padre, y, a la mujer que ama, nunca se lo ha confesado. Un día tiene un encuentro con un niño , que resulta ser él mismo cuando era niño. El niño observa su vida de adulto y dice: “¿No tengo esposa? ¿no tengo perro? ¡¡soy un fracaso!!”

En términos de profesión, vocación, etc., es cierto que tal vez no sabíamos lo que queríamos cuando éramos niños; pero es muy posible que tuviéramos una perspectiva mucho mas clara de las cosas que realmente importan en la vida. El niño que fuimos podría enseñarnos mucho si nos encontráramos con el o ella hoy.

Si yo me encontrara conmigo misma de niña, lo primero que me viene a la mente son momentos en los que la vida dolió, tanto, que no parece posible tanto dolor dentro de un ser humano tan pequeño. Yo abrazaría a esa niña que fui, seria el adulto a cargo y le diría “Tranquila, vas a estar bien!”.

También sé que hay momentos de mi niñez en que si me preguntara: “Qué esperas de la vida?”, me diría: “Nada, no espero nada. No creo que la felicidad se haya hecho para mi.”

Pero también hay momentos en los que me atreví a soñar, y de esos sueños tímdos, los que se han realizado, me llenan el alma de paz:

… La casa llena de plantas, sentir que vivo en un jardín…

… Haber encontrado a esa persona en cuyos ojos te puedes perder… Que el mundo se detuviera y desapareciera en el momento en que lo conociste, haber sabido desde ese instante que sería el amor de tu vida. Saber que puedes morir en paz porque lo conociste, y, aunque, el destino sólo Dios lo sabe, siempre agradecerás todo lo que han vivido…

… Sentirte libre en cuerpo y espíritu… Haber encontrado la forma de hacerlo: Bailar!!… Sin saber que un día bailar me haría sentir libre, recuerdo ser niña y llorar en silencio al ver a mis hermanas bailar. Era como si no me sintiera con derecho de hacerlo, como si yo fuera una cosa tan rara y diferente que no tenía derecho a las mismas cosas que el resto del mundo; me sentía física, mental y espiritualmente, en una prisión…

Dios, ¡qué cosa es volver la vista atrás!… ganas de reír, ganas de llorar… Pero agradezco la tristeza, el dolor y la soledad, muchas veces subjetiva, en mi historia, porque ellos me enseñaron a ser sensible al dolor ajeno, y a tratar siempre de hacer algo para aliviarlo. ¿Qué mejor forma de reconciliarte con tu pasado, con los recuerdos y experiencias dolorosos, que transformándolos en una herramienta para hacer el bien, en palabras y acciones que ayuden a reducir el dolor en los demás…? ¡y hacerlo sana tu alma, además, porque te hace sentir bien…!

Si hoy te encontrarás contigo de niño, ¿qué te dirías…? ¿de qué experiencias aprenderías…? ¿qué sueños rescatarías…?

Te invito a hacer ese ejercicio: platicar contigo de niño. Puede que te sorprenda la experiencia, puede que sea catártica, pero, como toda catarsis, algo nuevo nacerá de ahí: un mejor tú.

Puede que encuentres heridas que sanar, sueños que recuperar, experiencias que convertir en aprendizaje para crecer como ser humano.

Y si encuentras sueños que cumplir, y depende de ti que se cumplan, ¡ponte en el camino para hacerlo!. Que si la muerte llega de repente, te encuentre en el camino. Que esos sueños no sean, al morir, algo que duela, algo que te haga decir: “ojalá hubiera…”,  “ojalá hubiera tenido valor para hacer…”

Te invito a hacer el ejercicio, y si lo deseas, te invito a compartir aquí tu experiencia por medio de un comentario, puede ser enriquecedor para los demás.

Anuncios

Suicidio… (qué hago aquí…?)

Suicidio… le dicen la puerta falsa. Pero no es una elección sencilla. Nada glorioso ni heroico tampoco, pero no es sencillo.

El problema con el suicidio es que quien lo hace no se da cuenta de que, en realidad, sí hay alguien a quien le importa, que en realidad a alguien le dolería si él o ella faltan. El suicida piensa: El mundo y tu estarán mejor sin mí.

El suicida es una persona que se siente sola, siente que a nadie le importa, que nadie le ama, que si mañana no despierta nadie se dará cuenta, nadie llorará, a nadie le hará falta; que su vida no tiene sentido ni utilidad, que lo único que ha dado a las personas que ama son problemas, preocupaciones, que los ha decepcionado; que sólo consume inútilmente oxígeno, alimento, espacio, que no merece existir, que ha decepcionado hasta a Dios.

De primera mano lo sé, soy una persona que ha tenido etapas de extrema depresión, y etapas de pensamiento suicida. Uno no siempre es es lo que una u otra persona espera que sea, uno no siempre es lo que la sociedad espera. Pero, nadie tiene por qué definir lo que “deberías de ser”, física, mental o económicamente, la persona que “deberías de ser”, los logros que “deberías” tener a tal o cual edad. Todos somos diferentes. Sentimos, pensamos, expresamos, maduramos, crecemos y superamos los problemas de forma diferente, aunque la sociedad insista en imponer un standard de lo que “deberías ser.” Esa presión social hace que uno se cuestione qué está haciendo aquí, para qué existe, y que piense que su vida no tiene sentido.

¿Conoces a alguien que se haya suicidado? ¿cómo te hizo sentir? ¿te sientes molesto con él o con ella por haberte abandonado, por no haber pensado en ti, en cómo te sentirías?. Te pido una cosa: perdona. Esa herida necesita sanar, en ambos. Trata de entender que una persona que se siente así como el o ella se sintió antes de hacerlo, está sumergida en una espiral de pensamientos negativos de la que es muy difícil salir. Y pensó en ti, seguro que lo hizo: pensó que estarías mejor sin el, o sin ella.

Perdona, habla con el o ella en tu corazón, sana la herida, cierra el ciclo; ayúdale a descansar. Lo más seguro es que se haya dado cuenta de su error hasta después de haberlo hecho, que esté vagando, llorando, y estará así hasta que tú le perdones. Se equivocó, es cierto, y ya no se puede reparar. Pero está sufriendo también, y ambos necesitan sanar. Toma la iniciativa y sana la herida, por los dos.

Si tu estas leyendo esto más bien porque te sientes así, con pensamientos suicidas, espero te ayude leer que no eres el único al que le ha pasado, observar desde afuera y darte cuenta de esa espiral de pensamientos negativos que te ha tenido atrapado, y, ya sé, todo pensamiento negativo es rebelde y necio, no deja que lo suplantes por otro, pero piensa: son mentiras. Sí le importas a alguien, sí hay alguien que te ama. Tal vez la persona que tú quieres que te ame no lo hace, pero hay otras que sí. No podemos controlar lo que pasa en el corazón de los demás y así es la vida para todos: la persona que amamos no siempre nos va a amar. Ámala en libertad: desea su bien, desea que sea feliz aunque no sea contigo. Duele, si, pero es la única forma de estar bien tú, con o sin su amor. Y mereces estar bien, créelo, mereces vivir. Y no te preocupes por los “deberías ser”. ¿Qué si eres exactamente lo contrario de lo que se espera? no naciste para ser copia de nadie; sé lo que sientas sin preocuparte de si encajas o no con un patrón; los patrones y estándares de lo que “deberíamos ser” no sirven de nada, sólo crean frustración, tíralos a la basura.

Si no eres suicida ni conoces a un suicida, si eres sólo una persona “normal” rodeada de personas “normales”, piensa: las personas con extrema depresión y pensamientos suicidas, por lo general, no lo cuentan. Sufren en silencio, disimulan, esconden su dolor detrás de una sonrisa. Piénsalo, y trata de  siempre, siempre, ser bueno con la gente, con quien sea; haz sentir a todos que valen, que importan; sonríe a los extraños en la calle; a las personas que amas, demuéstraselos, díselos, haz que lo sientan. Puede que salves su vida. Puedes salvar una vida con una sonrisa. No lo dejes para después.

Por qué te confundes ante los problemas de la vida?

Si piensas:  por que la vida es así? porque me pasa esto a mi? si te abruma la adversidad, los problemas, si piensas “que hago hago aquí, en éste mundo? no encajo aquí”, “por que Dios me abandonó?” , no estas solo.

Cuando uno se siente así piensa que a nadie más le ha pasado, que nadie lo entendería. Lo cierto es que es humano sentirse así, pero existe una presión social muy fuerte, que hace que las personas hagan todo lo posible por aparentar que son felices, que nunca se sienten tristes o vulnerables, que todo en su vida va bien. En realidad cada persona que vez por ahí tiene problemas, dificultades, en una u otra medida ha experimentado soledad, rechazo, miedo, sufre en silencio por una u otra razón.

Hasta Jesús, en la cruz dijo “Dios mío, por qué me has abandonado?”, hasta Jesús lo sintió!

La vida no es perfecta. Hay una diferencia entre lo que planeamos y lo que ocurre, entre lo que deseamos y lo que tenemos; para el rico y para el pobre existen el dolor, la enfermedad, la muerte, la soledad y el corazón roto, la gente que uno ama no siempre nos ama también.  

Todos estamos en este mundo y es así para todos. Lo importante es saber que se puede ser feliz a pesar de todo eso, que es cuestión de enfoque; que aún siendo el más desdichado del mundo, no te faltarán bendiciones que contar, si les pones atención, y que viniste a este mundo por una razón, no es casualidad; hay una Inteligencia Superior que mantiene el orden del Cosmos, y quizo que tú estuvieras aquí. Y esa Inteligencia Superior te quiere pleno, te quiere bien. No manda el invierno y la noche para que la vida se apague, los manda para que descanse y renazca con nuevos bríos; no manda a la semilla pequeña para que crea que son inútiles sus sueños de ser árbol, sino para que entienda la grandeza de las cosas pequeñas y que crea en su potencial, para que sepa que existen mas cosas que las que se ven a simple vista y tenga fe; no la entierra en el lodo para que piense que no vale nada, sino para que espere y confíe en que saldrá de ésta mas grande y mas fuerte, y en que algo bueno vendrá después.

No te preocupes, ok? los malos tiempos pasarán, algo bueno vendrá después, confía, estarás bien.

Hoy es domingo, el siguiente después del domingo de resurrección, y hoy se celebra a Jesús de la Misericordia. Su imagen esta basada en lo que vio y escuchó sor Maria Faustina en 1968, en Milán, Italia, apariciones que han sido aceptadas como auténticas, del mismo Jesús, por el Vaticano, y su devoción se ha extendido por todo el mundo. Estás son sus palabras:

“Por qué te confundes ante los problemas de la vida? Déjame al cuidado de todas tus cosas y en todo te irá mejor.

“Cuando te abandones en mí, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios. No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra los ojos del alma y dime con calma :”Jesús, en ti confió”.

“Evita las preocupaciones y angustias, y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después. No estropees mis planes queriendome imponer tus ideas. Déjame ser Dios y actuar con libertad. Abandonate confiadamente en mi. Reposa en mi y deja en mis manos el futuro. Dime frecuentemente “Jesús, en ti confío”. Lo que mas daño te hace es tu razonamiento y tus propias ideas y querer resolver las cosas a tu manera. Cuando me dices “Jesús, en ti confío”, no seas como el paciente que le pide al médico que lo cure, pero la sugiere el modo de hacerlo. Déjate llevar en mis brazos divinos, no tengas miedo, YO TE AMO.

“Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando. Cierra los ojos del alma y confía.

“Continúa diciéndome a toda hora “Jesús, en ti confío”.

“Necesito las manos libres para poder obrar. No me ates con tus preocupaciones inútiles, satanás quiere eso: agitarte, angustiarte, quitarte la paz. Confía sólo en mi, abandonaré en mi. Así que no te preocupes, deposita en mi todas tus angustias y duerme tranquilamente. Dime siempre “Jesús, en ti confío”, y verás grandes milagros. Te lo prometo por mi amor.”

Perdona, perdónate y sana tu vida

perdon

Imagen

Si Dios cree que vale la pena…

si-dios-cree-que-vale-la-pena

Imagen

Yoga y cristianismo

Algunas personas me han preguntado si es malo hacer yoga, si es peligroso; no como ejercicio, sino espiritualmente; si puedes atraer cosas malignas. El yoga y la espiritualidad hindú en sí no tienen nada de malos,  y no sabía porqué había personas que tenían esa duda, ni cómo resolverla, pero, en éste momento, creo que puedo entenderlo y explicarlo mejor, y de manera sencilla y fácil de entender.

La principal preocupación de quienes me han preguntado sobre éste tema, es si pueden atraerse cosas malas, pero eso no es así; la meditación yogui, al igual que la católica, es para crecimiento espiritual, y no tiene nada de malo. Lo que ocurre es que al tener un contacto más estrecho con lo espiritual, es posible que tengas acceso a cosas que tal vez no sepas manejar, que puedas percibir presencias angélicas y también demonios, ese sería el riesgo; pero si tu estás seguro de cuál es tu bando, si sabes que la escencia del universo es la bondad y el amor, y rechazas lo que se oponga a ello, esa maldad que podrías percibir, no puede hacerte daño.

El verdadero riesgo para una persona que cree en Dios, al practicar yoga, es otra completamente. Lo explicaré:

Ayer asistí a una plática que dio el Pro. Dizán Vásquez, apologista de la Iglesia Católica. Y me quedó bastante claro. El yoga que se ve en las escuelas, el que es meramente un ejercicio, es el hatha yoga; y el yoga kundallini es donde ya empiezas a adentrarte en la espiritualidad de la religión hindú, en el budismo. El hatha yoga abre tu mente, tu espíritu, te conecta con el Universo, y puede ser bueno, puede ayudar, puede hacerte un mejor ser humano, mas amable, mas bueno, mas en paz. Pero al ir avanzando y empezar a introducirte en el yoga kundallini, ahí empieza a haber una incompatibilidad con el cristianismo y catolicismo, y eso puede llevarte a perder la fé.

¿Cómo es esto posible? Si bien, todas las religiones son respetables. De hecho, la Iglesia Católica en éste momento es bastante tolerante e incluyente con respecto a otras religiones. Yo pienso que Dios sembró en nosotros el deseo de buscarlo, y que si eres una persona buena y te dedicas con honestidad a una religión, Dios está contento contigo; no es que te vayas a ir al infierno porque no eres católico; si eres bueno, si crees en Él, no importa cómo lo llames -obviamente esto es un poco conflictivo en el seno de la Iglesia, porque, si bien, es bueno respetar, también estamos llamados a evangelizar. Sabemos que Dios vino en Jesús, que ya no tenemos que seguir buscándolo en otro lado; el futuro de la evangelización y de las misiones católicas tienen el reto de inculcar el evangelio sin hacer sentir agredidos o excluidos a  los que no creen, porque Dios no los excluye, Dios no ama a todos-.

Volviendo a lo anterior, aún habiendo cosas muy buenas en la espiritualidad hinduista, la discrepancia entre el cristianismo y el budismo, que se empieza a sentirse al adentrarse en el yoga kundallini, es que para el budismo no hay Dios. No existe. Toda la práctica de la meditación yogui se basa en fundirse a sí mismo y volverse uno solo con el Universo, con todos los seres y cosas, sentirlos como parte de ti y a ti como parte de ellos, y amarlos y respetarlos por ser uno sólo contigo. La divinidad se percibe cómo algo que está presente en todos los seres. Pero no hay Dios, detrás de toda esa inmensidad del tejido de la vida, que se ama y se respeta, no hay un Dios Creador. No existe para ellos.  Y al no existir Dios, Cristo tampoco es el Hijo de Dios. Es incompatible. No es posible practicar a la vez el yoga kundallini y el cristianismo o catolicismo. Según el Prbo. James Manjackal, sacerdote católico de nacionalidad hindú, el 80% de las personas que creen en Dios, y que se introducen en el yoga kundallini, pierden la fé.

Yo no me había dado cuenta de esa incompatibilidad. De hecho tengo tres libros del Dalai Lama -una persona a la que admiro y respeto mucho y que considero un ser de luz-; los dos primeros están dirigidos al público en general, se llaman “El arte de la compasión” y “El arte de vivir en el nuevo milenio”, los leí completos y en verdad me hicieron sentir bien, y me ayudaron; están perfectamente dirigidos a todo el mundo sin importar tu creencia religiosa, sin oponerse, sin contraponerse, y es una aportación muy buena de la espiritualidad hindú para ayudarte a ser un mejor ser humano, amar y respetar a todos los seres, vivir más en paz. En realidad son muy buenos. Pero el tercero que compré, que se llama “El arte de la sabiduría”, no lo pude terminar de leer. El Dalai Lama dice desde el principio, con honestidad. que éste no es un libro introductorio, ni dirigido al público en general, sino que es para personas que ya se han adentrado en la espiritualidad budista, pero lo compré porque me gustaron los anteriores y creí que algo bueno podía sacar de él. Pero cuando leí “para nosotros, los budistas, no hay un Dios Creador. No creemos en un Dios como persona, como ser”, dije: esto no es para mí.  Sentí la incompatibilidad con mis propias creencias y ya no lo terminé de leer. Yo estudié antropología, y dentro de esto, historia de las religiones, que me gusta mucho; pero ésto no lo estaba leyendo como un observador externo y ajeno, lo estaba leyendo para aprender e integrarlo a mi vida, y en ese momento, me di cuenta que no era posible, que ya era incompatible con mis creencias.

Así que el yoga en sí, no es malo; es un camino de espiritualidad, pero es otro camino. No tengo ninguna duda en que el Dalai Lama y la almas dedicadas al budismo son almas grandes, son buenas personas. Pero si eres creyente, hay que tener cuidado, porque, aún siendo el yoga un camino espiritual respetable y bueno, no nos lleva a Dios, no nos lleva a Cristo, y puede alejarnos de Él. Creo que cada persona debe tener el criterio para darse cuenta hasta qué punto algo puede ayudarnos a crecer espiritualmente, y hasta que punto, ya es incompatible, y puede hacernos perder la fé.

No sé qué tanto puede ser el riesgo si sólo vas a clases de hatha yoga, pero es muy posible que te vayas adentrando cada vez más, y que llegues a perder la fé. Es bueno aprender de otras religiones, cómo meditan, como consiguen paz interior, pero hay que saber cuándo detenerse.

De todos modos, si te gusta el hatha yoga, ejercicios físicos, hay muchos; como bailarina, te puedo decir que la danza, bien enfocada, desde adentro, desde tu espíritu, también te conecta con el Universo y con Dios. Y en cuanto a meditación y espiritualidad, también hay en la religión católica libros que te pueden ayudar a meditar enfocándote en Dios, por ejemplo, los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola, o las Florecillas de  San Francisco de Asís. En especial, San Francisco, creo que es bastante compatible con la idea de amar y respetar todas las cosas y a todos los seres, que es lo bonito del budismo, pero te enseña a amarlas en Dios, por Dios y para Dios.

También los salmos, especialmente el salmo 8, 19, 89 y 104 (que publicaré más adelante) pueden ayudarte a meditar sobre la naturaleza como obra de Dios, nuestro Creador.

Gracias por leerme 🙂 Que Dios los bendiga!

Me reiré del mundo

“Ningún ser viviente puede reírse, con la excepción del hombre. Los árboles tal vez se desangren cuando son heridos, y las bestias del campo se quejarán de dolor y de hambre, y sin embargo sólo yo tengo el don de la risa y es un don que puedo usar cuando quiero. De aquí en adelante cultivaré el hábito de la risa.

“Sonreiré y mi digestión mejorará; me reiré y mis cargas serán aliviadas; me reiré y mi vida será alargada, porque éste es el gran secreto de la larga vida y es ahora mío.

“Me reiré del mundo.

“Y especialmente, me reiré de mí mismo porque el hombre es lo más cómico cuando se toma demasiado en serio. Nunca caeré en esta trampa de la mente. Porque aunque sea el más grande milagro de la naturaleza, ¿no soy aún un mero grano de arena sacudido por los vientos del tiempo? ¿Sé en realidad de dónde vine y a dónde voy? ¿Mi preocupación por este día no parecerá necia dentro de diez años? ¿Por qué permitiré que los acontecimientos insignificantes del hoy me perturben? ¿Qué puede acontecer antes de que se ponga este sol que no parecerá insignificante en el río de los siglos?

“Me reiré del mundo.

“¿Y cómo me reiré cuando me confronta un hombre o acciones que me ofenden y que provocan mis lágrimas y maldiciones? Tres palabras aprenderé a repetir hasta que se conviertan en un hábito tan fuerte que inmediatamente aparecerán en mi mente siempre que el buen humor amenace apartarse de mí. Estas palabras, transmitidas por los antiguos, me harán triunfar en la adversidad y mantendrán mi vida en equilibrio. Estas tres palabras son: Esto pasará también.

“Me reiré del mundo.

“Porque todas las cosas mundanales cesarán, cuando me sienta profundamente acongojado me consolaré pensando que esto pasará también; cuando me sienta orgulloso del éxito me advertiré que esto pasará también. Cuando me sienta oprimido por la pobreza me diré que esto pasará también; cuando esté agobiado de riquezas, recordaré que esto pasará también. Ciertamente, ¿dónde está aquel que edificó la pirámide? ¿No está sepultado dentro de sus piedras? ¿Y la pirámide algún día no quedará sepultada bajo la arena? ¿Si todas estas cosas pasarán, por qué debo preocuparme del hoy?

“Me reiré del mundo.

“Pintaré este día con risas; pondré marco a esta noche con una canción. Nunca trabajaré para ser feliz; más bien trabajaré con ahínco para no estar triste. Disfrutaré hoy de la felicidad de hoy. No es grano para ser almacenado en una caja. No es vino a guardarse en una vasija. No puede conservarse para mañana. Debe sembrarse y cosecharse el mismo día y esto haré de hoy en adelante.

“Me reiré del mundo.

“Y con mi risa todas las cosas quedarán reducidas a su justa medida. Me reiré de mis fracasos y se desvanecerán en nubes de nuevos sueños; me reiré de mis éxitos y quedarán reducidos a su verdadero valor. Me reiré del mal, que sucumbirá sin ser probado. Me reiré de la bondad, y ésta prosperará y abundará.

“Nunca permitiré que me vuelva tan importante, tan sabio, tan grave y reservado, tan poderoso, que me olvide de reírme de mí mismo y de mi mundo. En este asunto seguiré siempre siendo un niño, porque solo como un niño se me ha otorgado la habilidad de admirar a los demás; y mientras admire a otro nunca me formaré una opinión excesiva de mí mismo.

“Me reiré del mundo.

Y mientras pueda reírme no seré jamás pobre. Este es entonces uno de los mayores dones de la naturaleza, y no lo malgastaré más. Solo con la risa y la felicidad puedo convertirme en un verdadero éxito. Sólo con la risa y la felicidad puedo disfrutar de los frutos de mi trabajo. Si no fuera así, sería mejor que fracasara, porque la felicidad es el vino que afina el gusto de la comida.

“Para disfrutar del éxito, debo tener felicidad, y la risa será la doncella que me sirve”

 Tomado de: El pergamino número siete, El vendedor más grande del mundo, Og Mandino.

Reflecciones para empezar bien el año

1)
“Soltar Amarras… Es tiempo de replantearse.

En este año que termina, es tiempo de soltar amarras…Aquí dejo todo lo que me hace daño,  Es tiempo de ser más fluido con la gente, Conmigo mismo.

Es momento de dejar ir, de permitir que el viento me despeine y me sacuda; que se lleve el resentimiento, que mi alma perdone  deudas y deudores.

Es tiempo de que me perdone a mí mismo; ya me regañé bastante. Ya fueron muchas las piedras que yo mismo puse en mi camino. Muchos los puentes dinamitados.

Para autocastigo ya estuvo bueno; elijo el camino de la aceptación; es más barato.

Acepto y entiendo que merezco empezar de cero; con alma transparente, y espíritu tranquilo.

En este año que viene, lo que ha de ser, será. Entiendo que por más que me angustie, no agregaré a mi estatura un codo; Jesús tenía razón.

Es tiempo de relajarme.

Dios no me está juzgando; está muy ocupado haciendo otras cosas. Así que ¿Por qué habría yo de hacerlo?

Es hora de levar anclas… De liberar cosas, de soltar gente.

Nadie tiene porque ser como yo quiera. Así están perfectos. Así ha funcionado hasta este momento su vida. ¿Qué mejor prueba podría pedir para convencerme?

Me dedico a atender lo mío, a refundarme. De vez en cuando viene a bien tirar lo que ya no sirve, perdonar.

El camino del rescatador apesta.

Entre ser feliz y tener razón, elijo lo primero. Tener la razón es el peor de los desgastes, pues te quita el sueño intentando corregir al universo.

Es hora de soltar amarras, de confiar más en el Padre y menos en la apariencia de este mundo convulso. Me dejo ir. La vida me conduce.

En este año que comienza quiero un corazón joven, que brinque de gusto con las chicharras que anuncian el día. Como cuando éramos niños. ¿Te acuerdas?

Un alma que sea capaz de asombrarse con el amarillo retador del cempasúchil y los girasoles, de ver en el cielo un milagro pintado de azul y no sólo un día más, llano y simple.

Es tiempo de soltar amarras y maravillarme.

He estado demasiado ocupado para ver las estrellas, y no me daba cuenta de que así sostiene Dios al cielo; con tachuelas de plata, por que el hierro se oxida.

Ese cuate es un buenazo.

¡Que Juan Perro está enojado! Elijo mirar la sonrisa del sol; siempre está de buenas.

¡Que María de las Pitas ya no me quiere! Elijo abrazar al aire; me ama lo suficiente para mantenerme vivo. ¿Qué mejor prueba de amor?

Y si Altagracia de las Cotorras y Chencho de las Cuerdas se han vuelto insumisos… Elijo controlar a mis propios demonios, es más, he decidido darles vacaciones.

Eso de la omnipotencia me estaba dando gastritis.

Es tiempo de soltar amarras, de levar anclas, de dejarme en paz. De tanto pelear conmigo se me estaba olvidando a que sabe la sonrisa.

Qué lindo es cuando no controlas a nadie, cuando no pides cuentas, cuando tiras a la basura la bitácora de los rencores.

Este año que comienza, no quiero una bitácora en blanco, ni siquiera un cuaderno; no tengo donde echarlo. La mochila la tiré en diciembre pues me estaba torciendo la espalda. Así que no pienso apuntar nada.

Así estoy mejor, caminando erguido y a buen paso.

Este año que comienza quiero ser más justo; la vida no es un tablero de ajedrez ni las personas caballos o alfiles. Trato a la gente como me gustaría ser tratado.

Ser honesto se vale.

Quiero y necesito un buen principio, y seguir así indefinidamente. Si algo nos debemos, te ofrezco un abrazo, te pido una disculpa. Yo ya me perdoné. ¿Podrías hacerlo tú también? Yo te invito. De este lado está más fresco, mas oxigenado.

Renovación es una palabra muy comprometedora… ¡te obliga a caminar sin excusas! Sin nadie a quien echarle la culpa de nada. Pero definitivamente es el camino al cielo.

Este año que termina, además de sinsabores, tuvo también sus maravillas; conocí mucha gente hermosa y sintonizada con el amor y la esperanza; un amigo renunció a los accidentes; se puso en paz con la vida y la agarró por los cuernos. Fueron más las sonrisas que las lágrimas.

Caminé de la mano con personas dispuestas a servir al mundo sin nada a cambio, y ha sido fascinante encontrarlos. Y es tanto lo que tengo que agradecerles; a la familia en que la sangre me puso, y a la familia que la vida me concede en cada rostro que conozco.

Nada es casualidad, no hay accidentes en el mundo de la voluntad. Por eso, sea cual sea la razón por la que estés leyendo estas líneas, y la flojera no te impidió llegar a este párrafo, elijo creer que el universo nos permitió crear este lazo, aun cuando ni siquiera nos hayamos visto.Elijo creer que ambos estemos dispuestos a sembrar más sonrisas en nosotros mismos y en la gente.

En este año y siempre, te deseo que Dios te llene de bendiciones. Acéptaselas, no le hagas el feo.

Si sueltas tus amarras, tendrás las manos libres para recibirlas.”

Anónimo (Tomado del blog: Nueva visión de vida)

2)

“No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tu puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre. No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye. “Emito mis alaridos por los techos de este mundo”, dice el poeta. Valora la belleza de las cosas simples. Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad. Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo. Aprende de quienes puedan enseñarte. Las experiencias de quienes nos precedieron, de nuestros “poetas muertos”, te ayudan a caminar por la vida. La sociedad de hoy somos nosotros: Los “poetas vivos”. No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …”
Walt Whitman
 
3)
 
“¿Quieres ayudar?
¡Ayúdate primero!
Sólo los amados, aman
Sólo los libres, liberan
Sólo son fuentes de paz, quienes están en paz consigo mismos.
Los que sufren, hacen sufrir
Los fracasados necesitan ver fracasar a otros
Los resentidos siembran violencia
Los que tienen conflictos, procuran conflictos a su alrededor
Los que no se aceptan, no pueden aceptar a los demás.
 
Es tiempo perdido pretender dar a los demás lo que tú no tienes
Debes empezar por tí mismo
Motivarás a realizarse a alguien en la medida en que tú estés realizado
Amarás realmente al próximo en la medida en que aceptes tu persona y tu pasado
Amarás al próximo como a tí mismo sin perder de vista que la medida eres tú mismo
Para ser útil a otros, el importante eres tú mismo
Sé feliz y tus hermanos se llenaran de alegría”
Pbro. Ignacio Larrañaga
 

Tienes un minuto? quiero proponerte algo

Leer ésto te tomará dos o tres minutos, pero hacer lo que dice aquí, no te costará nada, y puede hacer un gran cambio.No necesitas dejar de hacer lo que estás haciendo, no necesitas tener tiempo, no necesitas gastar dinero. Lo único que necesitas es pensar; dedicar un minuto, unos segundos en tu día, mientras haces lo que siempre haces, y pensar.

Todos los días vemos en las noticias actos de violencia, de maldad, asaltos, balaceras, cualquier día alguien nos cuenta que lo asaltaron, que mataron a alguien que conocía, y eso nos hace sentir muy mal.La verdad es que, si nos fijamos, la bondad es más abundante que la maldad, pero no se nota, nadie habla de ella, no es noticia! Pero, por cada acto de maldad hay miles de actos de bondad, abrazos, sonrisas, demostraciones de afecto; por cada asesinato también hay miles de flores que nacen, amaneceres y crepúsculos y tantas cosas que se nos dan sin pedirlas, y que no notamos porque estamos acostumbrados a ellas.Yo te progongo una cosa que el Dalai Lama llama “el arte de la gratitud”: cada día, mientras haces lo que siempre haces, piensa y sé consciente de cada cosa que se te da, desde el calor del sol hasta el techo que te cubre, y agradece, y no sólo al Creador, sino a cada persona y a cada ser que tuvo algo que ver para que tú pudieras tener eso. Al llevarte un pan a la boca, piensa en la Tierra, el agua y el sol que nutrieron ese trigo, en la planta que fue su madre, en el campesino que lo sembró y lo regó, en los que lo cosecharon, lo molieron, lo hornearon, en el que fabricó el horno, y en el que te vendió el pan…. y agradece!! y deséales el bien a todos ellos.
Y al hacerlo, verás cómo te sientes diferente al notar que cada segundo hay algún ser que está haciendo algo para nuestro bien, y ni siquiera nos damos cuenta!
Conoces el libro “El Secreto”? pues ahí también se habla de la gratitud, la gratitud es El Secreto. La gratitud hacia todo, hacia la vida, hacia el Universo; habla de que al ser agradecido, atraes a tu vida cosas buenas, la energía a tu alrededor cambia, se mueve en un sentido positivo, y tu vida se llena de cosas buenas; y no tienes que hacer nada, sólo cambiar lo que piensas, agradecer en tu pensamiento cada cosa que das por hecha.De éste valor del pensamiento también se habla en lo que se llama “Programación Mental Positiva”. Te doy un ejemplo típico de lo que es eso: Si te digo que NO pienses en un elefante rosa con lunares morados, paraguas verde y botas de peluche, en qué piensas? Y, si fueras manejando en la carretera y se quiere atravesar una vaca y en vez mover el volante hacia el camino, lo mueves hacia la vaca, con qué te estampas? Nos dirijimos hacia lo que pensamos, punto. Si nos llenamos de malas noticias, perdemos de vista lo bueno, perdemos de vista que la bondad es más abundante que la maldad, y que los buenos somos más, empezamos a creer que el mundo está perdido y que está en manos de los malos… y nos dirijimos hacia eso.Piensa en lo bueno, desea lo bueno, imagina la vida que quieres y el País que quieres y piénsalo como si ya lo tuvieras. De eso también hablaba Jesús, pues decía: “Todo lo que pidan a Dios, piensen que ya lo han recibido, y lo recibirán”.Hace poco recibí un mail que invitaba a rezar cada noche a las 8 por la paz en nuestro país. Me pareció genial, porque sé del poder de la oración, he visto como cambian las cosas cuando rezas y sé que la oración en realidad es pensamiento y energía dirigíendose al Creador y moviendose hacia lo que deseas, pero no lo hice porque no soy mucho de horarios y se me olvidó. Es posible que te pase lo mismo; pero, si recuerdas agradecer durante el día, a cualquier hora y por cualquier cosa, y en ese momento que agradeces, también pides por la paz que deseamos, imagínate cuánto puedes orar sin siquiera sentirlo! Y estoy segura que una oración de petición es mejor recibida si se acompaña de gratitud.
 
Así que, si un pensamiento positivo puede hacer un cambio en tu vida, imagina lo que pueden hacer millones! Somos millones, unos segundos que dediquemos a tener un pensamiento a modo de pequeña oración, pueden hacer un gran cambio.

Sé que no todos tenemos la misma religión, pero no importa; si tu Dios es la fuerza creadora del Universo, la Suma Bondad, el que da el soplo de vida a todo ser, el principio y fin de todas las cosas, nuestro Padre que nos cuida y nos ama, entonces, yo te diría, como dijo el Gran Jefe Seattle hace 150 años: “Sabemos una cosa que quizá el hombre blanco comprenda un día: Nuestro Dios es el mismo Dios”, así que llámalo como tu acostumbres, pero llámalo.

Un pequeño enunciado que te tome segundos “Padre, ten piedad de nosotros”, “Señor, danos paz”, y verás que sí podemos hacer algo para que las cosas cambien, y que Dios nos va a escuchar.

Aprovecho para agradecerte el que entraras aquí y el tiempo que dedicaste a leer ésto. Nada es más bonito que dar y espero haberle dado a tu alma un momento de paz.
Que Dios te bendiga…!!

.
ORACIONES PARA PEDIR PROTECCIÓN, en latín y español
Si espantan en tu casa, si te rodea gente envidiosa, si sabes o sientes que te están haciendo brujería.
(Oraciones de San Benito, San Ignacio, San Miguel, Magnificat, Salmos para pedir protección, Oraciones para Exorcismo, para expulsar demonios, Oraciones a la Virgen de la Medalla Milagrosa, etc.)
INCLUYE LA CÉDULA DE SAN IGNACIO PARA IMPRIMIR
Oraciones católicas con licencia eclesiástica
.
 .
(incluye el canto canto para funerales de angelito “Dichoso de tí Angel bello” en versión de folleto para imprimir)
 .
 .
 .
Los riesgos que corres si haces magia negra,
si invocas demonios o a la “santa muerte”
.
.
Una carta de amor a la naturaleza, el texto sobre ser conscientes de nuestro lugar en la Creación, más bello que jamás haya sido escrito

10 consejos para vivir mejor

Dicen que el arte de vivir lleva tanto tiempo para aprenderse, que cuando al fin lo dominas, ya te tienes que ir de éste mundo.
Por eso me gusta platicar con los viejos, hoy en día no se valora suficiente su experiencia y éste texto que me mandaron por mail,  aunque puede resultar cómico por su lenguaje, es una gran muestra de sabiduría que seguramente te va a servir si le pones atención.
“Estos si son consejos, no chingaderas…

“El Sr. Fernández, es un personaje muy particular, tiene 98 años y todos los días se toma un vaso de tequila. Él radica en un pueblo de Coahuila,  de donde es originario, así que su vocabulario es característico del lugar.

“Un día le dijo a su nieto: “Mira Jodido,  te voy a dar 10 pinchis consejos pa’  que vivas bien, mírame a mí, toy en la flor de la vida:
 
“1.- Agradece por todo ( No te quejes ), DALE GRACIAS A DIOS QUE ESTÁS, QUE SIGUES porque otra bola de pendejos, ya se los cargó la chingada!
 
“2.- Cuando puedas comer, COME, cuando puedas dormir, DUERME, cuando puedas disfrutar, DISFRUTA, cuando puedas trabajar, TRABAJA y si aún puedes echarte unos pinchis pedos, da gracias a Dios porque tienes SALUD! (No te la pases quejando, ayyy si hubieraaaa)
 
“3.- Si en la noche no puedes dormir, pos’párate y ponte a hacer algo, porque si te quedas en la cama sólo vas pensar puras pendejadas! ( De por si…………. ??)
 
“4.- Los problemas grandotes, esos que son del mundo,
(calentamiento global, crisis financiera, etc.), mándalos a la jodida, no los vas a arreglar tú  ( de todos modos ni les entiendes, no te hagas pendejo ¡¡) , deja que otros cabrones los arreglen, tú ocúpate de los chiquitos, de esos que están en tus manos ( y que a veces entiendes ), atiende esos, los demás a chingar a su  madre¡¡¡¡¡
 
“5.- Si te dan, agarra, todo lo que te den, agárralo, aprovéchalo, así  sea un chingadazo o una bolsa de dinero, porque uno vive pensando que las cosas las genera uno, pero no sabes de qué forma te llegan, así que tú agarra y no te  apendejes!
 
“6.- No agarres lo que no es tuyo, ni el machete, ni el caballo, ni a la mujer de otro, lo ajeno respétalo, es de otro, cada quien tiene lo suyo  y lo que se merece! (piénsalo cabrón)

“7.- Lo que hagas, hazlo con ganas, con muchas ganas y harto gusto,  hazlo bien o no lo hagas, (olvídate de las envidias, tú a lo tuyo), porque no  sabes cuándo vas a valer madres ( ………….??? )
 
“8.- Cuídate de los cabrones y cuídate de los pendejos, fíjate bien como  son (hay un chingo y parece que tienes imán pa’ estos), conócelos y nunca  seas como ellos!
 
“9.- Nunca te preocupes por lo que no tienes, por lo que no puedes comprar, cuántos cabrones que tienen todo el dinero del mundo están en el bote o pegados a un hospital; tienes algo más valioso que es tu libertad y tu salud,  esas no tienen madre!
 
 “10.- Manda a chingar a su madre a la muerte (Si me entiendes, no ???) , que sea ella la que se preocupe por no poderte llevar y no seas tú el  que se preocupe porque ya te va a llevar!
Vive la vida de tal manera que cuando pongas los pies en el piso al despertar, el demonio diga: En la madre! ya se levantó éste cabrón!…”
 

Anteriores Entradas antiguas

Si te suscribiste a éste blog y no estás recibiendo notificaciones, checa tu carpeta “spam” o “correo no deseado”

Si tu correo es de hotmail o live, checa la subcarpeta “others” en la carpeta “inbox”.

Selecciona alguna notificación de éste blog y da click en “always move to inbox”, o en “always move to focused” (en hotmail y live) para continuar recibiéndolas.

Lavado tradicional árabe de alfombras, y mas servicios especializados de limpieza (En San Luis Potosí)

Limpieza de obra, lavado de pisos, muebles, autos, autos, alfombras y albercas